Convocatoria 16º Aniversario de Viví Libros

¡CUMPLIMOS 16 AÑOS!

¡Viví Libros está de festejo!! Nos encontramos soplando las primeras 16 velitas de nuestro emprendimiento. Y ya suena a muchos años… Como siempre, queremos compartir esta enorme alegría del aniversario con ustedes. Entonces, ¿qué mejor que divertirnos juntos para festejarlo? Los invitamos a sumarse a la siguiente convocatoria:

MICRORRELATOS ESCENAS DE LA VIDA COTIDIANA

¿Cuántas veces en el día nos pasa algo que nos lleva a pensar que esa situación parece de película o bien podríamos haberlo leído en alguna página de una novela que encajaría perfectamente en la historia? Son esas pequeñas escenas de la vida cotidiana las que queremos rescatar en este concurso aniversario, aquellas escenas desopilantes que dan origen a divertidos microrrelatos y a otro tanto no tan risueños, pero que es un placer leerlos.

Les proponemos que nos cuenten alguna situación, anécdota, fábula o minificción donde la vida misma cobre protagonismo. Puede ser desde el lado personal, de los amigos, de la familia o los vecinos, desde donde gusten… ¡Seguro que a un simple golpe de vista, ya se les está ocurriendo alguna!

El objetivo es que escriban algo breve y lo envíen por e-mail, facebook, twitter o directamente como comentario en la web durante estos días (hay tiempo hasta el martes 8 de agosto).

Los microrrelatos deben ser inéditos y pueden ser firmados a nombre propio o con un seudónimo pero incluyendo la ciudad y país de residencia. Seleccionaremos tres microrrelatos que recibirán su premio y los daremos a conocer en el Newsletter y todos nuestros medios habituales.

A los ganadores, les regalaremos la suscripción gratuita a Viví Libros hasta diciembre 2017.

Durante estos días, compartiremos las lecturas con ustedes en nuestra fan page de facebook, por twitter y subiendo de a grupos los microrrelatos a la página web. Vale comentar, opinar y sobre todo: ¡reirnos juntos!

Se publicará en la web el compilado de todos los Microrrelatos Escenas de la vida cotidiana que nos hayan llegado a tiempo. Tal como lo hicimos en los aniversarios anteriores, que pueden leerlos en nuestra página (aclaración: como solemos recibir muchas participaciones cada Convocatoria tiene varias partes para disfrutar de su lectura).

Ahora… a escribir!

A modo de ejemplo, les compartimos el primer microrrelato para romper el hielo:

El cucarachero

Mañana gris de invierno, la señora estaba medio dormida aún. No había alcanzado a tomar su café con leche, cuando vino el cucharachero como cada sábado del mes.

Él comienza su rutina de tirar esos líquidos fuertes por los rincones y poner una cremita venenosa en las puertas de los armarios.

– Lindo día para ir a la playa a juntar caracoles y tomarse un rico desayuno en esas casitas de té que hay cerca de la costa… -dice.

La mujer se despabila de golpe con el comentario, y sonriendo con mirada cómplice se observan con su encargado del edificio que acompaña al fumigador por los departamentos.

– ¡Mire que resultó ser un romántico! -exclama ella divertida con el comentario.

– Sí, es el lado oscuro que no le conocíamos -dice el encargado socarronamente.

– Y sí, es que ustedes se creen que soy el Señor Frío sólo porque ando matando cucarachas, pero matar tiene su encanto.

Viviana Rosenzwit
Ciudad de Buenos Aires, Argentina

3 Comentarios a Convocatoria 16º Aniversario de Viví Libros

  1. Pedro dice:

    Muy bien, me encanta leer esto, hacer superar nuestras mentes

  2. Nora Angela Dantas dice:

    Mi camino hacia la libertad

    Mi relación con el cigarrillo data desde la adolescencia; probé por el simple hecho de experimentar que se sentía y seguí hasta que mucho tiempo después, específicamente en el mes de enero de 2011 intensifiqué el consumo; llegando a dos atados por día a raíz de situaciones traumáticas vivenciadas; y sus consecuencias llevaron a que pase el mayor tiempo en mi casa. Por lo que mi lugar de residencia se había convertido en un gran cigarrillo; por el humo y olor que había.
    Al año, más o menos, en que el aburrimiento puede llevar a hacer algo tan productivo como reflexionar… me pregunté: Cómo sería mi vida sin el cigarrillo?, Cómo me sentiría? Porque al fumar por más de treinta años uno se olvida de cómo era su vida antes. Personas conocidas y amigos habían empezado algún tratamiento con anti-depresivos, laser, auriculoterapia, chicles etc. y los veía ansiosos, como que se habían obligado a dejar de fumar y la ansiedad seguía haciendo estragos. Mi objetivo no era ese porque no quería obligarme; quería tomar una decisión libre y tenía tantas ganas de saber cómo sería mi vida sin fumar que, así las cosas, el 10 de noviembre de 2012 decidí darme la oportunidad de re-nacer a una vida disfrutable con todos sus ingredientes y re-descubrí a mis otros sentidos; mi mirada cobró vida, al caminar por las calles de la ciudad un festín de aromas se hacía presente, disfrutaba cocinar y los alimentos eran más sabrosos, me re-encontré con mi olor y me dije: esto es vida. También identificaba con mucha facilidad a los que fumaban; ese olor tan característico que no podía definir; era tan raro, feo. Hasta que una vez, iba sentada en un colectivo y se para al lado de mi asiento una persona joven (fumadora) con un olor tan fuerte que me produjo nauseas y ahí pude darle un nombre; era olor a muerte, cosa que me hizo un clip y me dije: Así olía yo; a muerte.
    Entre otras cosas, recuperé mi energía, mi buen humor, mi sensibilidad, tanto!!! Y como soy analítica por naturaleza me pregunté: Qué lugar ocupaba el cigarrillo en mi vida? Y me respondí: Mi libertad!!!

    Nora Angela Dantas
    Ciudad Autónoma de Buenos Aires – Argentina

  3. Nora Susana Margot dice:

    Una tarde de invierno.
    Una tarde de invierno, lluvia, frío, soledad y arrancan los recuerdos, como pequeños ovillos van desmadejando la añoranza. Siempre te busqué. Quién no tuvo un amor adolescente ? Aquel primero, inolvidable, aquel que marca para siempre. Así me sucedió, y lo busqué en cada paso de mi vida, en cada detalle, en las miradas de otros enamorados, en otros gestos. Nunca lo encontré. La vida siguió. Mi búsqueda también. Infructuosa búsqueda.
    Y una tarde de invierno de lluvia y frío y soledad, comencé a buscarlo en el facebook, ya lo había hecho antes, sin resultados.
    Nuevamente escribí su nombre, sus dos nombres y dos apellidos. Nada. Un nombre un apellido … Un nombre y dos apellidos … Y el face como un viejo oráculo comenzó a arrojar nombres, personajes … todo lo que pudiera encontrar … y de pronto él … si, ahí estaba, con toda su carga de años… el tiempo pasó. Allí, mirando fijo hacia la nada de la pantalla, apenas apoyado en un lustroso piano, su música, su vida, su auténtica amante. Su mirada permanecía incólume en el tiempo, esos ojos, en los que reflejé mi juventud y felicidad de entonces. Me conmovió y quedé estática mirándolo, lentamente mis manos acariciaron su rostro en la fría pantalla.
    Luego de la sorpresa, de varios días, me atreví a enviarle un mensaje breve, al instante me contestó, luego sobrevinieron los mails. Muchos mails en los que queríamos recuperar todo el tiempo perdido, nos convertimos en enamorados virtuales.
    Ambos con nuestras familias, ya teníamos las raíces arraigadas en lo profundo de nuestras tierras de origen. Toda una vida y un sentimiento encriptado en nuestros corazones.

    Y él de pronto enfermó, una cruel enfermedad lo atrapó, hice promesas, recé tanto, espiritualmente me sentía junto a él. Superó la enfermedad.
    Fue una instancia que nos hizo reflexionar a ambos.
    Si había una pequeña esperanza de un encuentro, de una humeante taza de café y manos entrelazadas en los recuerdos. Se diluyó lentamente, la realidad la destruyó.

    Hoy somos amigos, él está bien. Somos amigos del alma, espejos,entrañables. Ya ninguna ilusión nos cobija. Sólo la amistad. Y el recuerdo en este domingo de lluvia de mi soledad, en que nuevamente mis manos se posan sobre su fría imagen en el monitor, y parece mirarme con sus ojos negros inmutables en el tiempo.
    Mi querido amigo. Mi adolescente amor.

    Nora Susana Margot Ciudad Autónoma de Buenos Aires – Argentina

Deja tu respuesta

Su dirección de email no será publicada. Complete los campos marcados con asteriscos *

*