Microrrelatos Escenas de la vida cotidiana Quinta parte

Compartimos la última tanda de Microrrelatos que llegaron! Vamos concluyendo la Convocatoria Aniversario de Viví Libros 2017, pronto sabremos los ganadores!

Huéspedes
A mi nieto Benjamín

Todas las semanas trae uno o dos. A veces, tres. Van ocupando todos los rincones de la casa, llenando con sus voces los espacios que antes había poblado el silencio. Mi abuela les dedica tiempo que me quita a mí, pero lo hace con tal alegría que guardo los celos entre los juguetes de mi habitación. A la noche compartimos alguno, que derrama imágenes en mis sueños y luego va a dormir a un estante junto a los demás.
Yo ya aprendí a escuchar lo que dicen, por mis propios ojos.

Adriana Maggio (Dirbi)
Ciudad de Buenos Aires, Argentina
***************

La violencia a flor de piel

Una tarde como cualquiera, un colectivo 75 inicia su recorrido en Lanús, y en menos de dos cuadras salta la muestra de intolerancia y violencia que vivimos por estos años en Argentina.
Un colectivero que sin ninguna aparente razón ni apuro, aún sin tener paso asegurado a la calle siguiente, pasa el semáforo en rojo y corta la avenida Pavón.
Así nadie podía pasar, ni vehículos ni peatones. Los que arriesgándose pasaban por delante del vidrio del colectivero, lo insultaban a viva voz por su negligencia. Un motociclista se hizo lugar y al pasar le golpeó los vidrios, en muestra de su enojo también. Otro conductor de los perjudicados por el atascamiento que provocó el colectivo, se bajó de su camioneta, corrió desesperado y desde la ventanilla le propinó un golpe de puños al conductor del 75. Pero un pasajero inesperadamente sacó un palo que llevaba consigo, y desde arriba del interno invitaba a pelear al conductor que volvió despacio a su camioneta.
Y los pasajeros seguimos allí detenidos, rehenes de la situación, interminables cuarenta segundos. Hasta que la luz verde del semáforo hizo circular, nuevamente, a cada uno para su lado. En el colectivo sobrevivo un silencio espectral, algunos lo pensaban y otros murmuraban por lo bajo aquella tenebrosa pregunta: ¿Qué hubiera pasado si alguien estaba armado en ese momento?

Norberto
Lanús Este, Provincia de Buenos Aires, Argentina
***************

EL TIEMPO

“_ Ud. A veces se deprime?”
“_ No, no tengo tiempo…”
“_ Cómo?”
“ _Tengo tres hijos, los crío sola… trabajo…”
_ “Aja´, ajá”,…Y qué hace cuando siente que no hace la vida que quiere, la vida que soñó?”
_” Y… me río…Y sigo adelante…El tiempo pasa… Sabe? De chica yo soñaba con ser Marilyn … Imagínese…
_”Y qué pasó?”
_ “ Y… me di cuenta no hace mucho que estoy mejor que ella… estoy viva, tengo hijos…
_”(…)” Y por qué está acá?”
_ “No sé, por ahí para hacer otra cosa que reírme… O creí que me podría decir algo que no sé…Pero me está pareciendo que no… Así que… Gracias por su tiempo.”

Rolando Martiñá
Ciudad de Buenos Aires, Argentina
************

Tan malos …

Abrió la puerta al plomero que se encargaría, finalmente, de arreglar el baño.
Debo bajar, le dijo él, para constatar que ya no se filtra agua en el departamento de abajo…
… Otra vez el timbre, ella abrió: antes era uno solo, y ahora eran tres.
El de la pistola la hizo sentarse…los otros dos la desvalijaron.
Cruzada de brazos, la jubilada sermonea: ¿No sentís vergüenza al mirar a tus hijos a la cara?, todo lo que tengo me lo gané trabajando, ¿qué pensás que podés encontrar acá?, ¿no ves cómo estoy vestida? bla bla bla
-¡Que se calle o dale un tiro! Pero no se calló.
Tan malos no fueron, los retó y desafió…, pero sigue viva, con algunas cosas menos, pero con su dignidad intacta.

Graciela Maggio
Ciudad de Buenos Aires, Argentina
***************

Era el parque
el camino de los tilos
el pajarito rojo
y el crepúsculo lento entre los pinos.
El muelle trebolar
la calma en ristre
el molino torcaz
y la magnolia triste.
Y eran dos hijos
aprendiendo la vida
con las manos
los ojos
y la piel
y éramos dos que amábamos
esa fugaz visión de eternidad.

Y éramos jóvenes
y los seríamos todo el tiempo
y no pensábamos
que alguien
nos soñaba soñar
para volverse eterno.

Federico N.
Ciudad de Buenos Aires, Argentina
*************

2 Comentarios a Microrrelatos Escenas de la vida cotidiana Quinta parte

  1. kahumina dice:

    Gracias, muy estimulante sentarse un rato y disfrutar de la lectura de estos micro relatos,

Deja tu respuesta

Su dirección de email no será publicada. Complete los campos marcados con asteriscos *

*