Archives

Navega por autor

 

Microrrelatos Crónicas de viajes Tercera parte

Compartimos una nueva tanda de Microrrelatos que llegaron a la Convocatoria Aniversario de Viví Libros 2018! Recuerden que hay tiempo hasta el 10 de agosto próximo para presentar.

LA PARTE BUENA DE LA HISTORIA

Era lunes. Lunes en Cayo Guillermo, Cuba.
Ya nos volvíamos
Habíamos llegado en taxi. En un taxi que manejaba Francis, un cubano amable y buena persona. Pero nos volvíamos en avión. Así aprovecharíamos ese último día en la Havanna.
El transfer nos alcanzó al aeropuerto. Hicimos el cheking, nos revisaron y nos derivaron a una sala de espera donde sólo había un bar que vendía café y algunas galletitas que se acabaron pronto .Pero no importaba porque la salida estaba programada para las 10.30 de la mañana y casi eran las nueve…
Las horas comenzaron a transcurrir y la pantalla nos dio su primer aviso: delayed…Cerca de las 12.30 nos acercamos a preguntar…el avión estaba en reparaciones en Olguín, todavía no podían asegurarnos que llegara…Todos comenzaron a ponerse nervioso. Una jovencita se puso a gritar, otra lloraba. Es que varios tenían conexión con otras aerolíneas y perdían sus vuelos.
A las quince nos dieron un sándwich y una gaseosa (estábamos hambrientos!) A las dieciséis nos subieron a un micro sin darnos mayores explicaciones.
Llegamos a la Havanna cerca de la una de la mañana.
Nosotros no pudimos entrar a nuestro alojamiento porque debido a la hora nunca nos abrieron la puerta.
Gracias a dios cerca había un hotel con una habitación libre. ¡Nos salió carísimo! Pero nuestro cansancio no daba para regateos…
Y ya era martes, por suerte volvíamos a nuestro país.
No fue mucho después que nos enteramos del avión que se estrelló y pudimos ver la parte buena de la historia.

Viajera
San Justo, Gran Buenos Aires, Argentina

*******************

LOS ÁRBOLES

A los costados del camino, que sin decir agua va te lleva hacia el sur, los árboles no sólo mueren de pie, sino que tampoco se dedican a perder el tiempo haciendo aspavientos o morisquetas, nada que ver con lo que aseguran algunas leyendas, pues los árboles simplemente están ahí parados, y representan el papel de testigos impasibles de lo que podría haber sido una región mejor, dotada de mayores sentidos.
Pero al parecer la cosa no funcionó de la manera esperada.
Entonces los árboles, ya debidamente ataviados como tales, se dan el lujo de mirar pasar a los viajeros sin que se les mueva una sola hoja de las tantas que integran el follaje a su cargo, y si por una de esas casualidades alguna de las hojas se declara en rebeldía y debido a motivos por demás ventosos llega a moverse un poco para un lado o para el otro, el mismo camino se ocupa de encarrilar las cosas y vuelve a poner a la hoja en su lugar de toda la vida al aire libre pero no tanto, que en este caso puntual se trata del lugar desde donde se mira pasar el para nada beatífico desfile de los caminantes.
A esta altura de la evolución de la especie, los caminantes son tantos y tan variados que cuesta un Perú y la mitad de otro enfocar los detalles y las circunstancias de uno en especial. Pero la visión de conjunto, más allá de alguna que otra interferencia o excepción al margen de cualquier dislate, a fin de cuentas no resulta tan mala y ni siquiera merece un aplazo, pues les permite a los árboles sacar conclusiones generales, producir una cantidad indefinida de cierta savia de bondad, y sobre todo les permite no hacer leña del caminante caído, algo que hoy en día es considerado por los propios transeúntes como parte de un mérito por demás considerable, aunque muchas veces esta acción se pierda en el bosque de las indiferencias y pase desapercibida.

Mario Capasso
Villa Martelli, Gran Buenos Aires, Argentina

*************

LA MAGIA DE VENECIA

Mi marido y yo conocimos Venecia en octubre de 2011. Si magia es lo que nos emociona, aquello que despierta nuestra fascinación, que nos envuelve en un manto de asombro y nos hace suspirar, Venecia es mágica. Nuestro recorrido comenzó en las aguas del Gran Canal, navegando por ellas en el vaporeto, en una mañana soleada del otoño europeo. Mirando hacia ambos lados, vemos los edificios medievales, algunos pintados en tonos pasteles, mientras algunas góndolas acompañan nuestra travesía. Tenemos la ilusión de encontrarnos en un lugar detenido en el tiempo, y la sensación de estar dentro mismo de una postal, o en un sueño del que no queremos despertar. La magia reaparece en la Plaza de San Marcos, con sus típicas confiterías donde las orquestas en vivo ofrecen tradicionales temas melódicos, que las palomas acompañan con su revolotear. Desde la misma, podemos ver el Palacio Ducal. Este edificio en que se distinguen tres alas, alberga gran cantidad de obras de arte. En él funcionaban la casa privada del Duque, era sede de gobierno y palacio de Justicia. Luego visitamos sus salas, oficinas, y los calabozos, desde donde los condenados a muerte eran llevados atravesando el “puente de los suspiros”, desde el cual verían por última vez el Adriático. Siguiendo con nuestro paseo, vemos el otro puente, el Rialto. Construido originalmente en madera, destruido varias veces, y finalmente inaugurado en 1592 siguiendo un proyecto de Andrea Da Ponte, quien propuso una arcada lo suficiente-mente alta para que pudiera cruzar por debajo de ella una góndola sin mástil. Muchas historias de amor y muerte se tejieron en su entorno. Las callecitas serpenteantes, sus negocios de antigüedades y libros, y las tiendas de máscaras, que con sus brillos, colores y formas, parecen mirarnos desde sus vidrieras, e invitarnos a participar de su mundo enigmático. Con sus puentes, sus teatros, sus trattorías, a la caída del sol en el atardecer, con sus museos e Iglesias, nos conmueve, ilusiona y rejuvenece. Por todo esto, Venecia es mágica

Claudia Muente
Ciudad de Buenos Aires, Argentina

*********

El sonido era tan imperceptible como constante… encendí la linterna y el interior de la carpa tomó la fantasmal forma de una iglesia abandonada; con el haz de luz intenté localizar el punto exacto de esa armónica vibración y ese acto curioso sin éxito me llevó a salir al espacio nocturno, donde comprobé que era una formidable caja de resonancia que invadía por completo mis sentidos… ese momento de soledad fue enmarcado por el paso de una estrella fugáz.

RODOLFO OLIVA
Merlo, Gran Buenos Aires, Argentina

****************

La partida

Que digan “despegó el avión”, me hace pensar en esos chistes de fideos, y río. Digo en voz baja para que no escuche el vecino de asiento, Río de Janeiro. Río Bermejo, Río Tercero, Río Cuarto, el que ríe último, ríe mejor. Feliz en el ascenso, porque hay una especie de voluptuosidad única. El avión sigue subiendo, subiendo más… más.
No acaba de subir. Arde difuso. Río, turbio.

Susana Szwarc
Ciudad de Buenos Aires, Argentina

***********

Aquellos números de la vida cotidiana se ven envueltos subrepticiamente en perspectivas subjetivas, pensó mientras las pantallas del avión se encendían.
Dentro de su bolsillo, un ticket contiene sus cifras de operación: 12261601. Muchas mujeres artistas inventan sus propios procedimientos -pensó- y así huyen de fantasmitas que, con fuerza, territorializan las ideas. 19 era la suma ante la causalidad de la escena, y también el famoso colectivo que reemplazó al 168 que pasaba frente a su departamento en la Capital de Buenos Aires.
Un atardecer busca volver los textos contra sí mismos.
¿Será el tiempo un viaje subjetivo?

LJT
Ciudad de Buenos Aires, Argentina

Microrrelatos Crónicas de viajes Segunda parte

Compartimos una segunda tanda de Microrrelatos que llegaron a la Convocatoria Aniversario de Viví Libros 2018! Recuerden que hay tiempo hasta el 10 de agosto próximo.

EL BONDI

Cada vez conduzco menos, así que viajo bastante en “bondi” (porteñismo derivado del portugués, sinónimo de colectivo u ómnibus). Como es bastante aburrido, trato de entretenerme con situaciones, gestos o diálogos que me llaman la atención. Internos o externos. Hace unos días íbamos por la Avenida Caseros, y una señora sentada frente a mí se persignó. Noté que estábamos pasando frente a la iglesia de San Antonio. Un minuto después, frente a la sede del club Huracán, leo un cartel con un célebre estribillo de tribuna “Somos del barrio, del barrio de la quema, somos del barrio de Ringo Bonavena”.
Qué es esto? -pensé- La quema no existe más, Bonavena tampoco, San Antonio tampoco… Creencias, creencias… Por suerte no las necesito, aunque me causen gracia…
No es cierto –dijo el otro- vos creés que vale la pena escribir esto…
El “hombre que siempre va conmigo”, suele darme estas sorpresas.

Rolando Martiñá
Ciudad de Buenos Aires, Argentina

*************

Mi Viaje por la ciudad turística de Puerto La Cruz

Esta es una ciudad al norte del estado donde vivo, es muy linda esta ciudad, cuenta con maravillosos paisajes y muchos inventados por el hombre, me gusta ver lo que el hombre le agrega cada vez, la cambia mucho, hay casas muy bellas dentro del agua, no sé cómo las construyeron pero allí están y me asombran que algún día el agua cobre su espacio, es una ciudad o una urbanización dentro del agua, el mar, termina en espectacular centro comercial con diseño colonial, cuando estuve por allá y se presentaba algo fuerte como vaguadas o lluvias torrenciales, me preocupaba por estos lugares y su gente que allí viven que es un lugar hermoso construido por la mano del hombre. Pero también me preguntaba ¿por qué tiene que existir de esa forma, no se podría construir en otro lugar? Cerca del mar, el mar necesita su tranquilidad, allí estuve varios años y cada vez que pasaba por allí, yo mismo me embelecía viendo el hermoso paisaje, era una bella vista y deleite para quienes pasáramos por allí.
Pasaron unos añitos y cae una lluvia muy fuerte y yo pensaba en el maravilloso lugar y la gente que había comprado en excitante lugar, hasta yo entré una vez a esas casas con una amiga que también tiene amigos allí y la verdad, son muy espectaculares, estando allí mismo. Esa lluvia que cayó, gracias a Dios, eso está muy bien construido, se pueden mover las chalanas pero no las casas.
En la orilla esta un boulevard llamado “Paseo Colón” también muy bello y vi la maravilla del mar, subir casi hasta mi tamaño que cosa tan impresionante jamás había visto eso del mar, pero yo por respeto caminé bastante alejado, porque me dijeron, que cuando está así se pone muy pesada y al salir la ola me podría enviar lejos hasta sacarme a la avenida, pero era como para tomarse fotos, hasta el mar se pone coqueto. Y ya desde acá de mi pueblo siempre pregunto; ¿Cómo están las casas botes de Puerto La Cruz? En cualquier momento volveré a pasar por allá para despejar mi mente. Que bella combinación de la natura con el hombre.

Pedro Ordaz
El Tigre, Venezuela

***************
ARGENTINOS POR EL MUNDO

Martha, Jorge, María y yo, salimos prácticamente huyendo de Madrid, tras casi habernos congelado en el Palacio Real de Segovia y el Monasterio de Santa Teresa en Ávila. Camino al sur llegamos a los alrededores de Toledo y decidimos hacer noche en un pequeño hotel de los suburbios antes de subir a visitar la parte histórica de la hermosa ciudad.
Era una especie de subsuelo maloliente atendido por una señora de bastante edad, que con obvio mal humor respondió con ásperos ¡Sí! a cada una de nuestras preguntas. Si había lugar y si había agua caliente. Mientras los demás cargábamos los bultos , Jorge – fanático de la geografía – comenzó a desplegar un amplio mapa mientras se acercaba al mostrador. La señora, como espantada, lo paró en seco: “Ah no, yo de eso nada eh?” Jorge, sorprendido, alcanzó a explicar: “No, no, sólo quiero saber dónde estamos… “ Y quedó petrificado ante la respuesta: “Pues, ACÁ”!
Ya en la habitación nos reímos mucho con la anécdota. Y lo hicimos durante años al relatarla. Pero nunca estuvimos del todo seguros de si la mujer era en verdad corta de entendederas o, sabiéndonos argentinos, simplemente nos había tomado argentinamente el pelo.

Rolando Martiñá
Ciudad de Buenos Aires, Argentina

*************

DOS POSTALES DE VIAJE

POSTAL I: MAGIA CORDOBESA

En nuestros viajes por Córdoba solíamos caminar a la vera del rio apretando el paso entre las piedras y los pastos altos. Fue así como llegamos a la terraza de un hotel semiabandonado que exhibía su terraza sobre el barranco. Al oído de nuestras voces aparecieron los cuidadores, gente sencilla y humilde… Les conté de mi deseo de comer pizza…pero ¿dónde? No existía ningún restorante en las cercanías.
Ellos aseguraron poder atendernos esa noche. Con algunas reticencias nos animamos y fuimos… En medio de la terraza habían armado una mesita primorosa con flores silvestres y nos sirvieron una pizza deliciosa. Después apagaron todas las luces para que pudiéramos admirar el cielo estrellado ¡Si hasta vimos pasar un satélite!
Entonces el rio nos mostraba todos sus sonidos nocturnos y los bichitos de luz iluminaban el aire cargado de perfumes inolvidables ¡MAGIA CORDOBESA! Esas cosas de la amabilidad y el don de la gente!

POSTAL 2: LOS PÁJAROS DE CÓRDOBA

Desde que estoy aquí me quedo mucho tiempo mirando absorta los diferentes tonos de verde del paisaje. El tiempo transcurre sintiendo el viento caprichoso rumorear entre ramas y pastos. Y es así como crece mi admiración por los pájaros.
Varias golondrinas, en pos de tomar agua, realizan su vuelo acrobático sobre la pileta y también hay otros de colita parada que se acercan a los saltitos sin miedo por mi presencia. Hoy, en una de nuestras caminatas matinales vimos a la lechuza que el año pasado, una noche de tormenta estaba parada sobre un palito a metros de nuestra ventana.
También se adueñan del atardecer llenando el silencio con sus cantos festivos.
Y yo no sé si porque en Buenos Aires, con el trajín diario, no me detengo (y por eso no los veo) o porque en esta serranía ellos se explayan más… Pero lo cierto es que en esta interioridad de vacaciones los pájaros son el diario condimento de mi mundo.

Viajera
San Justo, Gran Buenos Aires, Argentina

Microrrelatos Crónicas de viajes Primera parte

Compartimos los primeros Microrrelatos que llegaron a la Convocatoria Aniversario de Viví Libros 2018! Para los que recién se enteran y quieren consultar las bases:
http://vivilibros.com/convocatoria-17-aniversario/

 

METAMORFOSIS

“Estoy harta – le dijo a sus amigas – no me gusta esta vida. Sí, soy bonita, voy de aquí para allá, pero nunca nos juntamos, cada una va por su lado. Casi siempre volando, casi nunca con los pies en la tierra. Quiero volver a ser la que era”… “Eso es imposible”, le dijeron. “Por qué?” Preguntó. “Porque nunca pasó… Así son las cosas”. Se quedó pensando: “muy bien, entendí. No se puede volver atrás. Ni quedarse quieta. Seguiré volando, de aquí para allá y al menos me divertiré tratando de evitar a cualquiera que aparezca con una red”… Hubo un ruido como de trueno y entonces ella y las otras mariposas salieron volando…

Rolando Martiñá
Ciudad de Buenos Aires, Argentina
*************

EMBRUJADORA VENECIA

Como en ocasiones anteriores, Venecia, me sedujo a aventurarme entre sus laberínticos vericuetos. De pronto me detiene la vista de unos objetos exhibidos en una diminuta vitrina los cuales me evocan símbolos alquímicos: una columna con una serpiente enroscada, otra serpiente mordiéndose la cola cual ouroboros, matraces coloreados, etc. Intrigada irrumpo en la tienda e interrogo al encargado sobre su relación con el ars magna. Hermético y un tanto malhumorado, niega tal relación. Desazonada abandono el lugar pero no la duda. Continuo sobre la estrecha callejuela y de pronto se abre en un campo en el que se ubica una pequeña librería. Cuál no sería mi asombro cuando en un lugar privilegiado de su vitrina observo el “Mutus Liber”, un conocido texto alquimico publicado en Francia en el siglo XVII. Entro y pregunto por la obra: el el único ejemplar que poseen. Estaba numerado y pertenecía a una edición muy limitada. Sin pensarlo mucho, adquiero ese tesoro. Me dirijo hacia el emblemático café Florian situado en la Piazza San Marco a fin de ojear con detenimiento las hermosas láminas cuando, de pronto, mi mirada se posa sobre el anuncio de una exposición en la Biblioteca Nazionale Marciana, situada en la parte superior del café: “Maggia, alchimia, scienza del ‘400 al ‘700”. Ya eran muchas sincronicidades en un par de horas. Por supuesto, pase el resto del día ojeando tratados y grimorios antiguos exhibidos bajo vidrios protectores. Nunca más volví a hallar ni la misteriosa tiendita ni la librería, no obstante, quedaron inmortalizados en una novela de mi autoría cuya inspiración nació de estas enigmáticas experiencias.

Trudy Ostfeld de Bendayan
Caracas, Venezuela
**************

Crónicas de viajes: una de pantuflas

Hay cosas que se vuelven imprescindibles cuando viajamos: cepillo de dientes, pijama, peine… para mi pareja son imprescindibles ¡las pantuflas! Él puede viajar prescindiendo de cualquier cosa menos de sus pantuflas, ¡las ama! Y en vacaciones constituyen el símbolo de su descanso.
Nos íbamos a Nono, un pueblito de Córdoba apacible y pintoresco. Al armar la valija no deje de recordar que era necesario el preciado elemento. Pero sus pantuflas actuales estaban muy gastadas y viejas y lo convencí de dejarlas. Le dije: “Allá compramos unas nuevas y más bonitas que sean a tu gusto”, argumento que lo convenció.
Llegamos a Nono, después de atravesar el maravilloso camino de las Altas Cumbres, en un hermoso día de sol. Y ya instalados en la confortable cabaña que habíamos alquilado decidimos bajar hasta el pueblo para comprarlas. Pero, ¡oh sorpresa! Sólo había dos zapaterías en el pueblo y ninguna de las dos tenía ningún tipo de pantuflas. Mi culpa iba en aumento y a tal punto que al comprar en el Supermercado le pregunto a la cajera si tenía idea dónde podría conseguirlas. Muy seria la jovencita me respondió: “¡En la Farmacia señora, seguro que tienen!”.
Era mucho mi sentimiento de culpa y aunque me parecía un delirio decidí intentarlo. Entramos a la Farmacia, llena de clientes (estábamos en plena temporada). Nada me hacía prever que allí las vendieran. La gente compraba aspirinas, curitas, medicamentos… Llena de vergüenza y en voz baja le digo a la empleada: “Por casualidad ¿tendrán pantuflas?” Me contesta muy seria: “Un momentito por favor”, y desaparece dentro de las profundidades del negocio por varios minutos. Pensé que llamó al manicomio y ya traen la chaqueta. Pero aparece con un montón de pantuflas de diferentes tipos y números para que eligiéramos
Al día siguiente agradecí a la cajera por su excelente consejo y me contestó: “Ah señora, acá la Farmacia vende de todo! Desde sábanas hasta huevos!”

Lili
San Justo, Buenos Aires
************

EL PAISAJE DE FONDO

A veces, en especial cuando reconozco que el cansancio ha hecho bien a conciencia su trabajo, me resulta por demás estimulante detener la marcha, pararme como un duque a un costado del camino que siempre va debilitándose, poner cara de sabelotodo, mirar el gentío que pasa por ahí cerca y también me gusta dedicarme a contemplar el paisaje de fondo.
Como no me considero un tipo quisquilloso cien por ciento, la conclusión más relevante de mis observaciones, en especial si me apuran un poco, la puedo resumir en pocas palabras:
Lo que pasa por el camino propiamente dicho es siempre más o menos lo mismo, el mismo río de gente en dirección a la tierra prometida o a la boca del lobo, digamos. Lo que cambia continuamente es el fondo, pero en general a este cambio no se lo llega a advertir, pasa desapercibido allá a lo lejos, perdido entre una bruma que hace las veces de cortina de hierro. Entonces, imposibilitado de abarcar más allá de mis narices, resignándome de entrada o refunfuñando durante unos pocos minutos, retorno a la contemplación de lo que ocurre a pasitos de donde estoy detenido y, después de un rato, creyendo haber descansado lo suficiente, aspiro la porción de aire más próxima, tomo el envión necesario, vuelvo a encarar la ruta y sigo mi viaje entre la multitud, ahora provisto de una dosis mayor de confianza, como si existiera la posibilidad de que al andar ya más relajado, algo de lo que alcance a ver más adelante, pudiera llegar a tener algún sentido y a darme alguna señal.

Mario Capasso
Villa Martelli, Gran Buenos Aires
*************

Tiempo de llegar

Ella sabía que lo más denso se acercaba. Ese cartel que divisó a lo lejos fue la señal que había estado esperando meses atrás.
¿Qué cambiaría? ¡Toda su vida!
Cuando de tomar decisiones se trataba, siempre le costó, las detenía, huía, pero esta vez sabía iba a ser diferente.
El paisaje a través de la ventanilla le recordaba aquellos tiempos de niñez, donde fantaseaba con su futuro, -hoy presente -.
[Es hora de inhalar, soltar, desprenderse, y animarse a lo nuevo, pensaba.]
Ese viaje fue para ella un camino de ida, donde cada estación que dejaba atrás quedaba olvidada.
Ella tuvo que comprender que quedó sola en su laberinto, que su tiempo, (aquel viejo tiempo), se había agotado.
Y así, con la mente libre y en blanco puso sus pies sobre su nueva tierra.
De ahí en más el volcán que hizo erupción, fue el más fuerte, el más vivo y ardiente que en toda su vida se hubiera imaginado.

Juliana Calvo
Ciudad de Buenos Aires, Argentina
**********

Convocatoria 17º Aniversario de Viví Libros

CUMPLIMOS 17 AÑOS

¡Viví Libros está de festejo!! Nos encontramos soplando las primeras 17 velitas de nuestro emprendimiento. Y ya suena a muchos años, mucho recorrido juntos… Como siempre, queremos compartir esta enorme alegría del aniversario con ustedes.

Entonces, ¿qué mejor que divertirnos juntos para festejarlo? Los invitamos a sumarse a la siguiente convocatoria:

MICRORRELATOS CRONICAS DE VIAJES

¿Cuántas veces en los viajes nos pasa algo que nos lleva a pensar que esa situación parece de película o bien podríamos haberlo leído en alguna página de una novela que encajaría perfectamente en la historia? Son esas pequeñas escenas de la vida misma las que queremos rescatar en este concurso aniversario, aquellas escenas desopilantes que dan origen a divertidos microrrelatos y a otro tanto no tan risueños, pero que es un placer leerlos.

Les proponemos que nos relaten alguna situación, anécdota, fábula o minificción donde la vida misma cobre protagonismo. Puede ser desde el lado personal, de los amigos, de la familia o los vecinos, desde donde gusten… ¡Seguro que a un simple golpe de vista, ya se les está ocurriendo alguna anécdota de viaje!

El objetivo es que escriban algo breve y lo envíen por e-mail, facebook, twitter o directamente como comentario en la web durante estos días (hay tiempo hasta el viernes 10 de agosto).

Los microrrelatos deben ser inéditos (nunca publicados en ningún medio) y pueden ser firmados a nombre propio o con un seudónimo pero incluyendo la ciudad y país de residencia. Seleccionaremos tres microrrelatos que recibirán su premio y los daremos a conocer en el Newsletter y todos nuestros medios habituales.

A los ganadores, les regalaremos la suscripción gratuita a Viví Libros hasta diciembre 2018 con todos los beneficios.

Durante estos días, compartiremos las lecturas con ustedes en nuestra fan page de facebook, por twitter y subiendo de a grupos los microrrelatos a la página web. Vale comentar, opinar y sobre todo: ¡reirnos juntos!

Se publicará en la web el compilado de todos los Microrrelatos Crónicas de viajes que nos hayan llegado a tiempo. Tal como lo hicimos en los aniversarios anteriores, que pueden leerlos en nuestra página (ojo que como solemos recibir muchas participaciones cada Convocatoria tiene varias partes para disfrutar de su lectura).

Ahora… a escribir!

A modo de ejemplo, les compartimos uno para romper el hielo:

Viajar en pantalla

Florencia es una joven mujer que se encuentra sentada frente a su notebook en el escritorio, mientras se mensajea con su grupo de amigas.

Ay no! ¿Otra vez la misma pavada de todos los años? Que dónde te fuiste de vacaciones, qué tal el tiempo, conociste a alguien…? Por qué estas minas no podrán pensar en otra cosa? Pasa el tiempo pero ellas… Já! Y esta tarada quién se cree qué es? No lo puedo creer! Pero nena, qué me importa si te fuiste a Egipto, por favor! No, bueno, está bien pobre con la vida que lleva mejor le digo… ¡Qué bueno Anto! Me alegro por vos gordi! En fin… Uy ahí se sumó la otra, lo que me faltaba empezar a escuchar sus deslices y locuras, esta mujer es insoportable realmente. No es que sea yo, pero no puede llamarme toooodos los días para contarme sus salidas, que si la invitaron a la playa o a la montaña o si el otro hombre que conoció tiene un yate para recorrer el Delta… Pero andá con todos y matate vieja! Hola hermosa, qué bueno que volviste! Contanos todo ya! Me encanta la playa! Sí, sí, sí, todas quemaditas por el sol, que los pareos, los sombreros, cuántos tragos y bañeros se curtieron este verano… Qué grosas son! y yo sola en casa este fin de semana. Sí, sí, bien, todo bárbaro por acá. Cuenten ustedes mejor, ya saben. Qué les voy a contar? Acá todos los días son iguales, ni mejores ni peores, simplemente pasan. No noto los veranos ni los inviernos, simplemente pasan. Qué locas chicas, se ve que se divirtieron a lo grande en los viajes! Bueno sí, la semana que viene nos encontramos y vemos las fotos. Chau, voy a seguir trabajando porque se me atrasa todo chicas. ¡Las amo amigas!!

Flor baja la vista a la par que va cerrando su notebook, se detiene triste, suspira. Vuelve a abrir a pleno la pantalla, se le ilumina la mirada y busca hermosos destinos turísticos en el Google para viajar en pantalla.

Viviana Rosenzwit
Ciudad de Buenos Aires, Argentina

Presentación del libro El desamparo bajo la cama de Pilar Romano

La semana pasada asistimos a la presentación del libro El desamparo bajo la cama que estuvo realizada en la Feria Provincial del Libro de Corrientes.

A sala llena (incluso con gente parada) en una tarde a pleno sol, Moni Munilla abrió el evento presentando a Viviana Rosenzwit, Directora de la Colección Ojo Lector y a Pilar Romano, autora del libro de cuentos.

Al finalizar la presentación del libro: Viviana Rosenzwit, Leonardo Moglia y Pilar Romano

A continuación compartimos un extracto de las palabras evocadas por Viviana Rosenzwit:

“Pilar es una escritora de mucha trayectoria, a esta altura de su recorrido uno ya podría hablar de su pequeño mundo ficcional. Un autor siempre está acompañado, habitado por otras voces y el lector debe ir desmenuzándolas, descubriéndolas al pasar las páginas de sus libros.
Los cuentos que Pilar reunió en El desamparo… pueden despertar en sus lectores distintas interpretaciones y diferentes sentimientos. Son fuertes e impactantes, rescato la sutileza femenina de la autora en sus letras y que en todos los cuentos hay alguna mujer que marca la narrativa de forma desgarradora.
Más de una vez leemos en sus personajes cómo el ánimo se ha colonizado de miedos calamitosos, de sentimientos de desesperanza y desolación. No parece haber escapatoria, ni siquiera atajos.
Desde su título mismo, Pilar deja en claro dos cuestiones que me interesa retomar: el desamparo del sujeto y el clima de intimidad que se desprende de sus palabras (cito):
“Si alguna vez perciben que esta sensación de falta de recursos para subsistir se les aproxima, espántenla, métanla debajo de la cama”.
Entonces, no es en cualquier lado que uno puede combatir al desamparo, es justamente en una metáfora de intimidad, debajo de la cama o quizás hasta podríamos imaginarnos: debajo de las sábanas.
En realidad, si vamos un poco más atrás, el desamparo del sujeto arranca desde su nacimiento, porque ustedes saben que el hombre nace en un estado de indefensión distinto a los otros animales, si un bebé es abandonado al nacer, sin ninguna asistencia de su madre ni de otra persona que lo ayude morirá porque no sabe valerse por sus propios medios, necesita del cuidado, de la protección y el cariño. Sobre este punto, los invito a leer especialmente el cuento “Desamparo”.
Retomo, las personas se distinguen de los animales que muchas veces logran sobrevivir en lugares extremadamente difíciles como podría ser una jungla, un desierto, gracias a su instinto, el famoso instinto animal.
Para nosotros humanos en bien diferente, pero el nacimiento es sólo el comienzo del camino. La subjetividad se construye en ese vínculo con el otro. Podríamos preguntarnos, ¿acaso en alguna circunstancia de la vida estamos totalmente amparados? Uno nunca sabe lo que puede pasar, es un poco como ese chiste que dice que una mujer le preguntaba a su marido que era viajante si durante el viaje de negocios le iba a ser fiel, no lo sé querida, contestaba él, soy un simple esposo y no un profeta! Así es: Uno nunca sabe lo que puede pasar!
En este meollo de la vida misma transitan los cuentos de Pilar Romano. Este combo explosivo lleva a los personajes del libro a su máxima desolación.”

Luego Viviana leyó un ejemplo, que no tiene desperdicio, el primer cuento que se titula: “El pueblo quiere saber de qué se trata” para cederle el micrófono a la autora.

Pilar Romano, emocionada, contó algo de su trayectoria ligada a la escritura y particularmente, a la realización de este libro. Hubo lindos recuerdos y comentarios de los participantes que aportaron al clima agradable del encuentro.

El precio de venta al público del libro es $ 150.- pesos argentinos y se puede solicitar desde cualquier lugar del mundo a través nuestro: info@vivilibros.com o simplemente escribiendo un comentario al finalizar esta nota, que les responderemos a la brevedad.

Lanzamiento Ser feliz y/o tener razón Las artes del convivir

Presentamos la edición del libro Ser feliz y/o tener razón, Las artes del convivir de Marta Chemes y José “Pepe” Pérez Bahamonde.

Las artes del convivir es un nuevo tomo de la serie Ser feliz y/o tener razón, que nos sorprende una vez más abriendo nuevos y antiguos modos de pensar y sentir los vínculos. De esta manera, se explaya y desarrolla confortables estrategias para hacer de la comunicación, un arte sustentado en las ciencias.

Desde el inicio los autores plantean su propuesta sobre cómo trabajar el libro abriendo dos vertientes: una lectura individual, que conviene que sea pausada y reflexiva o una lectura grupal, realizada por capítulos y seguida de debate. El libro en sí mismo es un complejo vivencial que exige dedicarse a leerlo.

El recorrido avanza desde una introducción a las artes del convivir desde la psicología de la comunicación y la medicina, escuchar al otro, encontrarnos y entendernos más, la conversación, discutir o convencer, la actitud comunicativa, el protagonismo de la palabra, negación, confrontación y diálogo, la familia, adultos y adolescentes, la energía de los padres, las emociones y la guerra de los géneros, los miedos en el amor y los tipos de vínculos que construimos.

Sus autores, Marta Chemes y José “Pepe” Pérez Bahamonde, presentan una particularidad porque además de compartir sus intereses profesionales por la clínica en psicología de la comunicación son una pareja hace muchos años. Como expresó Jorge Garaventa en su presentación: “La propuesta no es el arribo a la alegría tonta que propone la modernidad que se erige sobre una montaña de negaciones. Se trata de ser feliz con todo lo que ello implica, incluso la pena y el dolor. De poder decir gracias a la vida porque aunque vivir cuesta vida, sigue valiendo la pena”.

Ser feliz y/o tener razón, Las artes del convivir de Marta Chemes y José “Pepe” Pérez Bahamonde es una edición de la Fundación E Jendú Arte, Ciencia y Cultura y contiene 348 páginas. Cabe aclarar que E Jendú es una expresión guaraní que en su acepción más apretada significa: “Escuchá… prestá atención… con ojos y oídos del corazón” (refiere a la escucha sensible).

El precio de venta al público del libro es $ 350.- pesos argentinos y se puede solicitar desde cualquier lugar del mundo a través nuestro: info@vivilibros.com o simplemente escribiendo un comentario al finalizar esta nota, que les responderemos a la brevedad.

Lecturas cruzadas en la Feria del Libro de Corrientes

La Colección Ojo Lector de Moglia ediciones convoca a dos mesas tituladas: Lecturas cruzadas, intercambio de autores de Buenos Aires y Corrientes en la próxima Feria Provincial del Libro de Corrientes 2018.

Las mesas serán coordinadas por Carlos Lezcano y Viviana Rosenzwit. Se desarrollarán los días 19 y 20 de julio en el predio Tekove Potí, Costanera Sur, Corrientes.

Una de las mesas estará compuesta por los autores Pablo Melicchio y José Gabriel Ceballos que comentarán sus últimos libros, a continuación les compartimos un pequeño adelanto.

José Gabriel Ceballos lee QuiniFreud de Pablo Melicchio:

Viviana Rosenzwit, la directora de la colección “Ojo Lector” de Moglia Ediciones, me invitó a hablar sobre la novela QuiniFreud de Pablo Melicchio en la Feria del Libro de Corrientes. Este libro fue una muy buena sorpresa para mí, que aún no conocía nada del autor. Es un texto inteligente, ágil, con mucho humor y una acertada resolución literaria. Melicchio sumerge su mundo de psicoanalista en una aventura ficcional llena de hallazgos. El desarrollo de una teoría de la interpretación de los sueños al servicio del éxito con la quiniela, aparentemente estrambótica, es sólo el eje de una historia que seduce al lector por la carnadura de los personajes y la vitalidad de la trama. Los psicólogos Salvador Cabulli & Lorena componen una pareja cuya convivencia se ve limada por la rutina que los empuja a sendas “fugas” divergentes e ineluctables: él hacia una profundización de su intelectualidad científica, con el progreso y la puesta en práctica de su extravagante teoría quinielera, y ella hacia un ardiente adulterio. Una fuga, en fin, por vía de la fantasía: la de dominar el azar y la de toda construcción erótica. Y en medio de esa doble y alocada carrera surgen otros dos personajes fundamentales, también plenamente logrados: el amigo traidor y el espectacular Ángel Zamudio, un intruso que irrumpe en el consultorio del cornudo y que bien podría haber sido concebido por Marechal o por Arlt. Melicchio pregunta, en el libro: “¿Acaso el `yo´ no es una ficción? Cuando decimos `yo soy´, no estamos construyendo un personaje, recortando una parte de ese que creemos ser para proyectarnos en el mundo?” Y allí, creo, está una claveque explica la confluencia entre psicología y vuelo imaginativo, entre razón y delirio creador que nos atrapa con firmeza hasta el punto final del libro.

Pablo Melicchio lee Seis historias grises de José Gabriel Ceballos:

La apuesta resultaba tentadora. Acepté. Fui invitado a la Feria del Libro de Corrientes como autor de Buenos Aires. La propuesta, leer a un escritor correntino, este me leería a mí, y haríamos una presentación cruzada. El problema, pensé entonces, era si me tocaba uno de esos libros que no me interesan, que quiero dejar ni bien empiezo a leer. Así me llegaron las Seis historias grises de José Gabriel Ceballos. Me sumergí en el libro y no pude parar. En una par de noches, que recuerdo como mágicas, bebí el néctar de una letra impecable. El azar, o quien lo maneje, me dio un tesoro, un libro poblado de buenas historias, que bordea y profundiza los temas que desde siempre me inquietan: la traición, el dolor, la venganza, la muerte, el amor y sus reversos, el pasado, la vida misma. Los temas fundamentales que siempre busco para seguir abriendo la cabeza y el corazón. Y además, intuyo, el encuentro con un hombre genial, José Gabriel Ceballos, con quien, sospecho, tenemos muchas inquietudes en común. Deseo pronto estar en esa mesa de la feria y cruzarnos en la presentación. Será un placer conocer al autor de las Seis historias grises…

Lecturas cruzadas en la Feria del Libro de Corrientes

La Colección Ojo Lector de Moglia ediciones convoca a dos mesas tituladas: Lecturas cruzadas, intercambio de autores de Buenos Aires y Corrientes en la próxima Feria Provincial del Libro de Corrientes 2018. Las mesas serán coordinadas por Carlos Lezcano y Viviana Rosenzwit.

Se desarrollarán dos mesas, los días 19 y 20 de julio. Una de las mesas estará compuesta por las autoras Pilar Romano e Irma Verolín que comentarán sus últimos libros, a continuación les compartimos un pequeño adelanto.

Pilar Romano lee La mujer invisible de Irma Verolín:

La realidad cotidiana y la memoria de esa realidad parecen tener en su centro un espacio en el que suelen instalarse la imaginación y la vocación de contar.

En su novela La mujer invisible Irma Verolín sitúa en ese espacio una historia que avanza hacia un territorio apasionante. Con destreza narrativa elige personajes humanos y también inanimados -un teléfono que no funciona, una bicicleta cuyas ruedas se desinflan, la desconcertante ciudad en lo más ardiente de un verano – con el protagonismo destacado de la soledad y unas cartas extrañas. Cartas que aportan el ingrediente de intriga y que -junto a los otros elementos- provocan poco a poco en el lector la sensación de no ser el destinatario sino parte de la historia, impulsándolo a seguir hasta su desenlace. Todo ello enlazado a reflexiones sorprendentes que son un inteligente buceo en los espacios interiores de los personajes y de la condición humana.

Irma Verolín lee El desamparo bajo la cama de Pilar Romano:

¿Qué encrucijadas, emociones, secretas motivaciones llevan a estos personajes a vivir la situación particular que experimentan en cada uno de estos cuentos? ¿De qué manera puede conocerse aún más el mundo actual al asomarnos a estos pequeños universos donde los seres humanos se encuentran inevitablemente en situación de vulnerabilidad?

¿Qué secretos esconden, qué búsquedas impulsan a estos hombres y mujeres que de pronto parecen expulsados cada uno de distinta manera del cuadrilátero del mundo? Pilar Romano despliega en el libro El desamparo bajo la cama escenarios y personajes que nos conmueven y nos hacen reflexionar sobre nuestra propia interioridad, a la vez que nos permiten convivir con una realidad estremecedora.

Aportación de las minorías a la identidad cultural nacional

Presentamos el libro Aportación de las minorías a la identidad cultural nacional de Marta Chemes y José “Pepe” Pérez Bahamonde, editado por la Fundación E Jendú Arte, Ciencia y Cultura.

Su objetivo es la jerarquización de los valores tradicionales populares del área guaranítica y su valor de enriquecimiento en el concierto nacional e internacional.

A partir de esta premisa, por sus páginas podemos acercarnos a temas claves como son los rasgos característicos de la provincianía, el arte popular y el lenguaje universal, la cultura del desarraigo, la fuerza de las minorías, la riqueza del patrimonio cultural, las tradiciones provincianas.

Muy recomendado para quienes estudien o se encuentren interesados en el tema de la cultura de las minorías que en su fusión y crecimiento consolidan la historia del país.

Aportación de las minorías a la identidad cultural nacional contiene 98 páginas. El precio de venta al público del libro es $ 200.- pesos argentinos y se puede solicitar desde cualquier lugar del mundo a través nuestro: info@vivilibros.com o simplemente escribiendo un comentario al finalizar esta nota, que les responderemos a la brevedad.

Lanzamiento Ser feliz y/o tener razón Hormonas vs. Neuronas

Presentamos la segunda edición ampliada del libro Ser feliz y/o tener razón Hormonas vs. Neuronas de Marta Chemes y José “Pepe” Pérez Bahamonde.

Hormonas vs. Neuronas es el segundo tomo de la serie Ser feliz y/o tener razón, que nos sorprende una vez más abriendo nuevos y antiguos modos de pensar y sentir los vínculos. Escrito en clave de la psicología de la comunicación, estimula “hormonalmente” la predisposición de quien lo lee a recrear sus relaciones cotidianas e invita “neuronalmente” a pensar y experimentar el asombro de una nueva mirada sobre quienes construyen nuestros amores.

El libro nos invita a replantearnos nuestra calidad de vida, esa búsqueda constante entre el natural equilibrio/desequilibrio conque las relaciones humanas despliegan su crecimiento. Apoyándose en el concepto de inteligencia emocional como esa potencialidad del ser humano para interaccionar su capacidad intelectual, su pensamiento, su ideación con el mundo de las vivencias y emociones, aprendiendo a ponerle palabras a sus sentimientos y expresarlos.

Un recorrido que avanza desde los pilares de la comunicación, la capacidad de escucha, actitud e intención, darnos a conocer, crecimiento y asociación, confianza e intimidad en los vínculos, las cosas del querer, la calidad de vida, pasiones y amores.

Sus autores, Marta Chemes y José “Pepe” Pérez Bahamonde, presentan una particularidad porque además de compartir sus intereses profesionales por la clínica en psicología de la comunicación son una pareja hace muchos años. Como expresó la Dra. Marily Morales Segovia: “Nada hay más importante que la coherencia de reflejar en la vida cotidiana la propuesta de calidad de vida, cuya reflexión nos proponen en esta obra con lenguaje sencillo, accesible y de laboriosa investigación académica”.

Ser feliz y/o tener razón Hormonas vs. Neuronas de Marta Chemes y José “Pepe” Pérez Bahamonde es una edición de la Fundación E Jendú Arte, Ciencia y Cultura y contiene 212 páginas. Cabe aclarar que E Jendú es una expresión guaraní que significa “Escuchá… prestá atención… con ojos y oídos del corazón” (refiere a la escucha sensible).

El precio de venta al público del libro es $ 300.- pesos argentinos y se puede solicitar desde cualquier lugar del mundo a través nuestro: info@vivilibros.com o simplemente escribiendo un comentario al finalizar esta nota, que les responderemos a la brevedad.